QUIENES SOMOS

Después de 10 años de dedicarse a la Sanación Tradicional con Manos,

Jaime Sánchez Mohar regresa a su práctica arquitectónica donde conjuga sus grandes pasiones: la sanación, el arte de la geometría sagrada y la arquitectura natural.

 

Su negativa a participar en una industria de la construcción que es de las principales fuentes de contaminación y destrucción del planeta, lo llevan a dejar su profesión por 15 años y a adentrarse en el arte de la geometría sagrada y la sanación alternativa donde se le abre el camino para contribuir al desarrollo de la consciencia del ser humano.

gallery/img-20180724-wa0038
gallery/jaime01

Gracias a sus maestros Catherine Bechard, osteópata y curandera francesa y Alvaro Vazquez, chamán y curandero zapoteca, se inicia en el camino del curandero, llevando a la práctica esta forma de sanar que integra el mundo occidental con el tradicional, el racional con el intuitivo, el funcional anatómico y estructural con el abstracto energético y emocional, lo cual hace de esta práctica una sanación verdaderamente holística e integral. 

 

Otros estudios de medicina china y biomagnetismo se integran a su práctica, además de la Quietud Dinámica (terapia craneosacral), al ser alumno de Charles Ridley. 

 

Paralelamente cursa diversos talleres de Construcción Natural con Alejandra Caballero en Tlaxco, Tlaxcala y en Los Pies en la Tierra en Tepoztlan, Morelos.

 

Finalmente en el 2017, junto con un equipo veracruzano experto en la técnica de la construcción con bambú, crea Aldea Bamboo, proyecto donde la arquitectura se vuelve la sanación y donde la experiencia nos lleva a una profunda conexión con la naturaleza y con uno mismo.

En la geometría sagrada encuentra la forma de plasmar principios universales metafísicos, que a través de la pintura de Mandalas es posible percibir y familiarizarse con ellos tanto consciente como inconscientemente.