<< EL PRIVILEGIO DE LA NATURALEZA >>

Aldea Bamboo Village es un proyecto de hospedaje ecológico y de sanación en la selva de San Pancho a unos pasos de la parte más tranquila y privada de la playa. La belleza de la naturaleza, la arquitectura natural y los servicios de bienestar, crean el ambiente propicio para experimentar por unos días una vida más sana, en armonía y en conexión con uno mismo.

 

La arquitectura natural a través de la construcción con bambú, madera y palma real logra una elegante integración al entorno selvático, adaptándose a la topografía y a la vegetación para tener un mínimo de impacto en la tierra y hacernos sentir parte ella.

 

Los sistemas ecológicos son los que nos harán cuestionarnos nuestros hábitos cotidianos y dejarnos ver que es posible otra forma de vivir más sana y en equilibrio con el entorno.

gallery/natur

El agua proviene en la temporada seca de un pozo, y en temporada de lluvias de un manantial que crea un arroyo situado en la misma aldea. Las aguas grises (aguas jabonosas) se direccionan a unos filtros naturales que riegan nuestras plantas.


A su vez, los baños secos transforman los desechos humanos en abono natural a través de un sistema de composta llamado Humanure, evitando el desperdicio y mal uso del agua para este fin.


Con todos estos elementos, sumados al canto de las aves, las olas del mar, y la brisa entre árboles y palmeras, nuestros huéspedes pueden sentir la reconexión a la vida natural propiciando así la relajación y la vuelta a un equilibrio interno indispensable para mantenerse uno sano.

Además del beneficio y placer que nos da el contacto cercano con la naturaleza, nuestros servicios de salud y sanación ayudan a nuestros huéspedes a hacer de sus vacaciones una experiencia de transformación y de crecimiento personal.

San Pancho

El encanto de San Pancho lo convirtió en un pueblo turístico de primera calidad que ha acogido a un gran número de retirados de Estados Unidos y Canadá, y a un grupo importante de jóvenes de todo el mundo. Todos ellos han encontrado aquí la energía y los recursos para crear proyectos alternativos en cuanto a educación, ecología, sanación, gastronomía, arte y deporte, dando como resultado una fusión de lo más vanguardista de sus ciudades y países de origen, con la belleza de la naturaleza y de un pueblito pesquero.

Es difícil saber por qué San Pancho se ha convertido en un pueblo tan cosmopolita, quizás por lo espectacular de su playa y sus atardeceres, o quizás por su mismo patrono San Francisco de Asís, pero lo que sí es seguro, es que venir a San Pancho es una experiencia de contacto con su naturaleza, que todo el que la ha vivido, regresa tarde o temprano pues propone una vida más integrada, tranquila y bella. 

 

 

 

 

 

 

 

ALDEA Bamboo Village